La preeminencia de lo colectivo sobre lo individual

El colectivo y el indivual son semejantes

Dice Baal HaSulam, en su comentario al Zóhar, que toda fuerza de multiplicidad en el mundo es una fuerza maravillosa: lo colectivo es bueno, porque proviene de la fuerza espiritual. Frente a lo individual, lo que uno quiere para sí, que es malo en sí, porque es egoísta.

De ahí la superioridad del ser humano que se consagra a causas superiores, en bien del colectivo, sobre el ser humano egoísta que sólo mira para sí mismo y su prosperidad.

Un colectivo, a su vez, vale más que otro en función del número de individuos que aglutina: cuanto más grande es el colectivo, más importante es, desde el punto de vista espiritual.

El colectivo y el particular son semejantes, como 2 gotas de agua, tanto en lo externo como en lo interno, pues todos portamos el sistema completo en cada uno de los átomos de nuestros cuerpos.

Así que, ten en cuenta, que lo general es siempre igual a lo particular porque, como explica Rav Ashlag, el Creador mismo no siente la multiplicidad.

Y que en la humanidad corregida operará, de forma general, el amor al prójimo y el cuidado y la atención a los demás frente al egoísmo actual, modelo del mundo en fase de corrección en el que se encuentre la humanidad.